sábado, 21 de abril de 2012

Aquella flor que nos hizo llorar - Capitulo 3: Días normales

Oye Diana, te hecho de menos aunque no lo creas, siempre estuviste a mi lado ¿Donde estas ahora?...Me desperté en casa de Diego o Borja, no estaba segura, Borja estaba tirado en el suelo desnudo y Diego en la cama donde yo estaba y como no... También desnudo, no recordaba nada, por ese motivo cogí mis cosas y me fui de aquella casa...

Pasó un día y estaba en el piso junto a Diana limpiando.
-Oye...A noche te fuiste con Borja-Susurro ella.
-¿A sí? ¿Y Diego?
-Se quedo conmigo... Estuvimos hablando...
Me acerque a la cocina a beber un vaso de agua, cogí la botella y un vaso transparente, eche el agua en el vaso y empece a beber.
-Dijo que estaba empezando a sentir algo por ti-Diana acabo la frase.
En ese momento escupí el agua muy nerviosa, no esperaba que me dijese eso ¿Como? ¿Por que? Era imposible que se enamorase de mi...Apenas nos conocíamos, aunque sinceramente yo estaba perdidamente enamorada de sus ojos, para que mentir, en ese instante intente cambiar de tema.
-Oye...Diana, este piso tiene tres habitaciones y somos dos ¿Por que no buscamos a otra compañera de piso?
Pude notar con Diana se emociono con esa propuesta...Su lema era ''Cuantos mas mejor'' Que graciosa eres...Aun me arrepiento, tu no sabias nada de mi y yo lo sabia todo de ti...

Borja y Diego estaban hablando tranquilamente, los dos se echaban miradas, cuando Diego pregunto a Borja:
-¿Que hacíais Celeste y tu en mi casa?
-A ver...Diego...Mi casa estaba muy desordenada...Pero ¡Para que me tiras de la cama y te poner cómodo en tu cama!
Diego se empezó a reír de una forma infantil, no le pegaba eso a él...
-Por que es mi casa.

Al día siguiente era un día normal...Pero a la semana todo cambio, llegó una carta para Diana ¿De quien podía ser? Se la deje en la mesa. Al rato estaba viendo la televisión, quería cambiar de canal pero el mando estaba en la otra punta, pestañee los ojos y cambie de canal, pero por desgracia estaban echando un programa de cotilleo...Lo quite por que no me gustaban esas cosas, Diana entro corriendo a la habitación muy emocionada.
-¡Hoy estado con Borja! ¿Como puede ser tan mono?-Dijo muy emocionada.
-Pues no lo se...Borja no es mono.
-¡Si que lo es!
-Lo que tu digas...
Diana se acerco y se sentó al lado mía, me miro a los ojos, me entro un escalofrió en ese momento, ella abrió los labios lentamente, no quise oír lo que me pregunto...Es mas, pase de respondedle con mi sinceridad.
-Celeste...¿Te gusta Diego?
-Que va...Pero tiene un cuerpo...
Me emocione al decir eso. Diana vio que había una carta para ella, no dudo en abrirla, su forma de su cara sonriente cambiaba a menos sonriente...Quise preguntarle que le pasaba, pero algo me decía que no debía hacerlo.
-Tengo una tía que no va a mandar a sus dos hijos que son gemelos a vivir en nuestro piso...Tengo que hacerme cargo yo mientras ella se va a un viaje.
-¿Un viaje?
No me importaba que dos personas mas viniesen a vivir, es mas, ellos vivirían en otra habitación...¿Que podrían hacernos unos críos? En ese momento pensé que tendrían diez o once años...Pero no...
-¿Cuantos años tienen?
-Dieciséis...-Dijo ella con voz afónica.
En ese momento estaba por echarla del piso...

viernes, 20 de abril de 2012

jueves, 19 de abril de 2012

Momento de soledad

El mundo es tan cruel, nunca lo entendido...
Siempre as estado tan sonriente, puede que nunca te lo haya dicho pero siempre te e enviado ¿Como podías aguantar sin derramar una lagrima? Cuantas veces abre llorado y cuantas veces abre caído, nunca aprendo lo se. Siempre e queridos ser el niño del anime que siempre sonreía, el prota, el que luchaba por lo que quería...Nunca lo conseguí...Cerraba los ojos y gritaba pero nunca nadie me oía, caía en un vació, la gente intentaba cogerme pero no podía...Te hecho de menos...
''Te buscare''
Andaba lentamente por aquel camino oscuro, recordaba aquellos buenos y malos momentos, recordaba los débil que era y lo fuerte que decían que era, estaba confuso, lo peor es que no te encontré, no sabia lo que buscaba.
''Te hecho de menos...Pero no se quien eres''
Oía aquella voces...Nadie me comprendían, solo esas voces, por eso no tenia miedo a nada, solo a perder a lo que me quería...Ese es el motivo por el que era débil.
''No digas tonterias...No eres débil, ere tonto''
Luche varias veces contra el mismo enemigo, pero nunca descubrí por que siempre perdía, yo era el bueno y en la tele el malo siempre perdía...Espera...Le tenia a ellos.
''A mi pequeño corazón lo único que le sobra es valor''
''Adelante, se valiente''
''Dame la mano...No te rindas ¿Vale?''
''¿Quien eres? ¿Que haces aquí?''
Espera...Yo nunca perdí, lo contrario, siempre gane...Gracias aquellos amigos que me ayudaron ¿Verdad? ahora lo entiendo todo, gracias a ellos, gracias a ti.
''A veces es por ti, otras veces por mi''

domingo, 15 de abril de 2012

¿Crees que puedes conmigo? ;)

Seguir intentándolo, cobardes.

Los números en japones (Del 1 al 100)

Hoy aprenderemos los números en japones >.<... Empezamos!
Los números cuatro, siete y nueve se puede leer de dos maneras, lo digo para que no os confundáis :)

1-(uno)- ichi
2-(dos)- ni
3-(tres)- san
4-(cuatro)- yon, shi
5-(cinco)- go
6-(seis)- roku
7-(siete)- nana, shichi
8-(ocho)- hachi
9-(nueve)- kyuu, ku
10-(diez)- juu


Vayamos del 11 al 23...pero esta vez podras ver que los números que se pueden leer de dos maneras son son el catorce, el diecisiete y el diecinueve
11- (once)- juu ichi
12- (doce)- juu ni
13- (trece)- juu san
14- (catorce)- juu yon, juu shi
15- (quince)- juu go
16- (dieciséis)- juu roku
17- (diecisiete)- juu nana, juu shichi
18- (dieciocho)- juu hachi
19- (diecinueve)- juu kyuu, juu ku
20- (veinte)- ni juu
21- (veintiuno)- nijuu ichi
22- (veintidós)- nijuu ni
23- (veintitrés)- nijuu san


Bien... Ahora vayamos a por los numeros, 30, 40, 50...ect :)
30- (treinta)- sanjuu
40- (cuarenta)- yonjuu
50- (cincuenta)- gojuu
60- (sesenta)- rokujuu
70- (setenta)- nanajuu
80- (ochenta)- hachijuu
90- (noventa)- kyuujuu
100- (cien)- hyaku

Me encanta en ending de Dragon Ball GT *-*


Letra
Yo no voy a ser, otro capricho más,
en manos de tu corazón,
tú piensas sólo en tí,
y el resto te da igual,
tal vez te falte un poco de amor...

Inventas la ilusión,
que te convence más,
en un pasado que se fue,
y olvidas que al final,
se vuelven contra tí,
esas cosas que,
no has querido hacer...

Y aunque pretendas disimular...
Yo sé que quieres echarte a llorar...

Pero sola no estás,
porque yo, llenaré tu soledad,
y guardaré unas gotas de vida,
para tu melancolía,
cuando quieras soñar,
piensa en mí,
y en las noches que te quiero dar,
en un cuaderno en blanco te entregaría,
lo que queda de mis días,
porque sola no estás....

sábado, 14 de abril de 2012

Cuentos de hadas: Capitulo 3-En el laberinto perdidos

Toni caminaba lentamente por una alfombra roja, al llegar al final había un señor mayor con una corona de oro, este se agacho, las trompetas sonaron y este ando lentamente, se agacho y el anciano le coloco la corona, todos aplaudieron.

Violeta corria muy cansada con su vestido, se paro al frente mirando hacia delante, había un hombre, este la miro, era Jesus, ella dio unos pasos hacia delante después de oír lo que dijo.
-¿Quien eres? ¡Dime!-Grito Violeta.
-Mi nombre es Jesus...No necesitas saber nada mas
A Jesus se le aparecieron dos espadas muy afiladas en mano, Violeta dio unos pasos hacia atrás sin saber que hacer, el miedo se inundo de ella ¿Que debería hacer en ese momento?

Mario entro en una habitación del palacio, en el medio había un gran diamante, Ellen estaba en la puerta esperando, el joven chico cogió el diamante, Ellen empezó andar y se dirigió a donde estaba Violeta.

Violeta se dio la vuelta y empezó a correr, pero Jesus iba detras suya, se dio cuenta de que iba a llegar a la sala de coronación, Ellen llego justo a tiempo, apareció delante de Jesus, el cual le miro y ella se rió de el, Ellen salto hacia arriba pegando una patada a Jesus y empujándolo hacia atrás, las dos chicas se dieron cuenta de que estaban perdidas, no sabían donde se habían metido, pero cuando se dieron cuenta estaban en un laberinto.
-¿¡Donde me as metido!?-Se quejo Violeta.
-No lo se...Este castillo tiene muchas trampas
-Ya lo veo...Ahora sácame de aquí

Mario estaba perdido y no sabia a donde ir, abrio una puerta y vio una bola de cristal en una mesa, el se acerco y la miro, era extraño, la toco lentamente y pudo ver un dragón, pero no le hizo caso, cerro los ojos y los volvio abrir,  en ese momento estaba junto a Violeta y Ellen.
-Holaa chicas-Dijo Mario animando.
-Al parecer..¡Jesus a usado su magia para traernos aquí!-Penso Ellen en voz alta.
Violeta empezó andar lentamente como si supiera el camino, Ellen y Mario extrañados la siguieron, primero fueron hacia la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la izquierda y luego repto.
-Estamos perdidos-Susurro Violeta encogiéndose de hombros.
Apareció una luz y ellos aparecieron en una sala llena de soldados, los tres rieron dando un gran salto por encima de ellos.

La ceremonia había acabado y los tres amigos habían llegado a su casa, se miraron cansados y Violeta quiso hablar con Jesus, pero era su enemigo... Había mucho misterio.

Mi aventura pokemon :D

Hey, espero que os guste, os quiero decir que si todo va bien puede que escriba esta historia jeje...Solo e puesto como consigo las medallas, los pokemon evolucionan y los atrapo o me lo dan^^  Si empiezo a escribir esta historia, yo como prota y tu quieres aparecer, comenta :D (Si...Esto lo va a leer nadie XD..)

Mi primer día pokemon el profesor de la región me daria un eevee, yo me emocionaria mucho...Empezaria mi aventura pokemon, por el camino un Duskull molestaria a las personas y yo sin mas remedio lo atraparia...

Duskull y yo al principio no nos llevamos bien, pero poco a poco nos empezamos a llevar mejor. Puedo conseguir la primera medala con un duro esfuerzo.

En mi camino me encuentro un Squirter, me encanta y quiero atraparlo, tras un duro esfuerzo y algunos amigos que e conocido por el camino lo consigo atraparm sigo mi aventura.

Llego al siguiente pueblo, no tiene ningun gimnasio, estoy algo decepcionado, un hombre decide venderme una bici, no tengo dinero, de repente le secuestran una banda malvada, yo decido ir a rescatarle con mis tres pokemon, me cuelo en la base y derroto a dos de la extraña base, me cuelo en una base, miro hacia atras y veo que mi Eevee esta evolucionando ya que a caido una piedra agua de la mesa, yo me quedo muy sorprendido, evuliona a un Vaporeon. Despues de mucho buscar por la base encontramos al hombre, como antes esquivo a la gente y conseguimos escapar, el hombre me regala la bici.

Gracias a mi bici consigo llegar a la siguiente ciudad mas rapido, voy a retar al lider de gimnasio, pero no esta... Mientras le espero decido retar a los entrenadores de una escuela pokemon, allí evoluciona mi Squirter a un Wartortle...Al día siguiente consigo derrotar al lider de gimnasio.

Tras pasas unas aventuras, llego a un pueblo, allí esta maltratando a un Torchit, yo le defiendo...En ese pueblo me dan un huevo.

En el siguiente pueblo en huevo explota y sale un Togepi, suelo llevarlo entre las manos, derroto al tercer lider del gimnasio, al salir veo que Torchit esta esperandome, quiere acompañarme, yo le acepto.

Mientras sigo viajando consigo mi cuarta medalla despues de muchos intentos...Al pasar los dias consigo la quinta medalla.

La malvada banda vuelve aparecer...Yo me encuentro con el jefe, de repente Torchit evoluciona a un Combusken, yo me sorprendo bastante.

Gano la sexta medalla de gimnasio, cogo confianza y ella me regala un chikorita, me pide que lo cuide con todo mi corazón...Yo acepto

Mientras voy por el camino andando, un entrenador me reta a un duelo, Wartortle evoluciona a Blastoise, estoy bastante sorprendido, gracias a la evolucion gano el combate. En ese día llego al siguiente pueblo.

Gano la septima y octava medalla, es realmente genial...Ya puedo participar en la liga pokemon.

En la liga pokemon mientras participo, suelo ganas todos los combates, en uno de ellos mi Combusken evoluciona a un Blaziken.

No gano la liga pokemon, pero fue una aventura incleible.

Aquella flor que no hizo llorar - Capitulo 2: Perdida en mis sentimientos


Han pasado tantas cosas...Apenas puedo recordar la mitad de las cosas pero yo creo que nuestro encuentro fue el destino ¿Verdad Diana? Había pasado una semana y conseguí encontrar trabajo en un restaurante de cinco estrellas, aunque era muy agobiante tenia que trabajar de lunes a jueves, empezaba a las once en punto y terminaba a las cuatro. Mi compañera de piso Diana estudiaba en una universidad, al parecer tenia millones de amigas, se podía ver claramente que era muy popular en su universidad.

Estaba mirando los distintos paquetes de chocolate en un gran supermercado cuando un chico se acerco a mi preguntándome:
-¡Oye guapa! ¿Como te llamas?
Yo mire al joven que era rubio y apuesto, decidí pasar de el y seguir mirando el chocolate, que me encantaba, el joven seguía acosándome con palabras para que me hiciera caso, era un crió de dieciocho años, note que se acercaba una presencia conocida ¿Quien podía ser? Mire hacia al lado donde estaba el joven rubio y allí estaba Diego, no, no quería encontrarme con el..La primera vez que le vi sentir ¿¡Amor!? La segunda vez...Me enfade por que paso de mi, de todas formas el era un chico muy serio y parecía bastante egoísta.
-Oye Borja, deja a esa chica-Dijo Diego refiriéndose al joven rubio.
Vi que hizo como si no me conociese, eso me jodió bastante, deje de mirar el chocolate y di unos pasos hacia el bastante enfadada o mejor dicho bastante provocada.
-¡No hagas como si no me conozcas niñato!-Le grite.
-Celeste ¡Solo nos hemos visto dos veces!-Me dijo sin mirarme a la cara-¿Que te pasa conmigo?
En ese momento me quede paralizada, tenia razón ¿Que me pasaba con el? Estaba temblando con ganas de llorar, sus palabras me hizo entender que me odiaba, mis lagrimas no querían salir, me volví a dar la vuelta pasando de el y me dirigí con mi carro de la compra a pagarlo todo.

Eran las nueve de la noche y Diana y yo estábamos en una pequeña cafetería cerca de nuestro piso, yo recuerdo que me tome un descafeinado mientras Diana se pidió un zumo de melocotón, según ella le encantaba.
-He suspendido el examen de mates...Maldita sea-Diana se quejo.
-¿Cuanto as sacado?-Pregunte con una mirada inocente.
-Un cuatro coma nueve...Estado a punto de aprobar
Me rasque la nuca al oírla, como podía a ver gente así ¿Por que no le aprobó con un cinco? Pero mi rara personalidad no podía permitir preocuparme por ella.
-Estudia mas-Le dijo mientras le daba un sorbo a mi descafeinado.

Diego estaba con Borja, iban hacia la cafetería donde nosotras estábamos,  al entrar Diana les vio y levanto la mano muy animada, al parecer Diego no quería acercarse pero Borja si, este le arrastro hasta llegar a nuestra mesa, yo mire a Diana, no entendí por que eso eso.
-¡Diego! ¡Cuanto tiempo!-Dijo Diana muy animada.
Borja se sentó al lado mía, sin pedir así ''Olé esos modales'' Pensé algo agobiada, Diego se sentó a su lado.
-¿Por que os habéis sentado?-Pregunte enfadada.
-¡Déjales! Con las gente es mas divertido ¿verdad?-Dijo Diana muy animada.
Desde que conocí a mi compañera de piso, Diana, siempre me pregunto como pudo ser tan sonriente, positiva y asertiva. En esos momentos estuvimos hablando y hablando...Nos presentamos y estuvimos hablando de comida, era bastante extraño, me sentía cómoda con Diego. Al salir de la cafetería nos fuimos a otro bar, allí estuvimos bebiendo alcohol los cuatro...Y con mis mas sincera sinceridad, no recordaba esa noche.

Al día siguiente era sábado, me sentía cómoda en mi cama, abrí los ojos lentamente y lo primero que vi fue ¡A Diego dormir! Iba a gritar, pero me aguante, me levante de la cama y vi que no estaba en mi habitación, ni en mi piso ¿¡Donde estaba!? Mi ropa estaba en el suelo, la cogí y me vestí lentamente, decidí irme de esa casa cuando pise una mano, al notarla mire hacia abajo y era Borja desnudo, estaba en calzoncillos, no pude evitar dar un grito.

¿Música? Si no te gustan mis gustos te aguantas!

Buenas...E decidido hablar de la música en general...¿Por que?
Estoy alto de los comentarios de ''Eso no es buena música'' Y cosas así...Y me jode mucho...Empezemos con lo que mas me gusta y mas amo, vocaloid. Un día mi hermano tuvo que hacer el extraño comentario de ''Yo no aguanto oyendo eso...Es ruido'' Estaba escuchando spice de Len kagamine!!-.- Me molesto mucho...
Luego, a mi me encanta Porta ¿Por que la gente tiene que criticarle sin conocerle? Yo no le critico, solo escucho su música y ya.

para mi no existe la música ni buena ni mala...Ya que todos tenemos gustos, a mi me suele gustar determinada música...Pignoise, Jena Lee, Vocaloid, Porta, La oreja de van goth, Laura pausini, Charm, Mecano, Buono, Green day y miles de grupos mas! ¿alguien me va a criticar por que no le gusta mi música? Yo soy feliz, estoy orgulloso...

Cambiando un poco de tema ¿Justin Bieber? No me gusta su música, Ya que me da asco, pero no por el...Simplemente por sus patéticas fans...Por que es una moda, y odio las modas-.-...
Estoy planteándome en salir a la calle de cosplay ._.

Hablando de música....Vamos a cambiar el tema! Quiero dar las gracias a la gente que me anima a seguir este blog...¡ Muchísimas gracias! Y esa gente es la que lee mis post, las que comenta y la que tienen paciencia para que publique algo...^^
Y como os veo que os gusta mi nueva historia de Aquella flor que nos hizo llorar E decidido hacer capítulos los sábados y domingos...No os lo prometo, pero la empece ayer y hay un 20% que haga un capitulo hoy...Eso según vosotros^^

viernes, 13 de abril de 2012

Aquella flor que no hizo llorar - Capitulo 1 - Una nueva vida

Estaba en el autobús, iba hacia Madrid, aunque sinceramente estaba vació y no había nada, llevaba mucho escote mientras miraba por la ventanilla, en ese momento recordé mi nombre, Celeste, tenia veinte años o al menos esos aparentaba, normalmente solía llevar algo de escote y solía ser una chica dura...Yo no era normal, no era como las otras humanas, era diferente, venia de un famoso mundo que todos conocen, el infierno. El autobús paro en la parada de autobuses de Madrid, yo con una mirada seria y me equipaje baje de aquel autobús.

Iba por una calle muy grande, había mucha gente, otra me miraba, otra no me hacia caso... Podía sentirme como si todos me viesen pero no fuese alguien importante, era un sentimiento muy especial ya que siempre había vivido en el infierno y en un pueblo de Sevilla, tampoco recordaba nada de mi pasado ¿Quienes eran mis padres? En un pequeño encuentro con Satanás, me dijo con una triste sonrisa ''Tu hermano...El aun vive y esta en la tierra, en España'' Por eso me encontraba en esta provincia, no sabia que tenia que trabajar, con unos conjuros de magia negra pude conseguir algunos estudios. Iba caminando por la calle cuando me choque con un chico inesperadamente, mire sus ojos azules, baje la mirada un poco hasta llegar a sus secos y lindos labios...Era tan guapo, no puedo dejar de recordar esa mirada, mis maletas cayeron al suelo, en cambio el no me hizo caso y paso justo por mi lado, yo le mire, sentí amor a primera vista sabiendo que no podía enamorarme de humanos y no le iba a ver nunca mas. Al llegar al hotel me sentí aliviada al poder estar algo mas tranquila, me tumbe en una cama muy blanda, era el ''paraíso''

Al día siguiente hacia un sol esplendido, decidí ir a la inmobiliaria para comprar una casa, y cuando me di cuenta allí estaba, tuve que hacer una gran y larga fila, en los asientos había una sola persona, una joven llorando, parecía aparentar dieciocho años, me acerque a ella sin pensar que la gente se iba a colar, entonces me agache para verle la cara mejor y le pregunte:
-¿Que te pasa? ¿Por que lloras?
No sabia por que le pregunte eso, pero en ese momento, era el destino el que me trajo hasta ella, lo sentí, sus ojos, cuando la vi solo sentí curiosidad, no quise animarla ni nada, pero en ese momento comprendí que una mirada puede cambiar a la gente.
-Es que...Nadie quiere ser mi compañera de piso...
Me dijo ella gimoteando, al parecer había llorado mucho y nadie le hacia caso, se sentía sola ¡Que decía! Una niñata no podía llenarme el corazón de bondad, yo no era así, se supone que yo debería ser rebelde y paso ta...Pero esa chica era diferente a las demás.
-Yo viviré contigo-Le respondí.
Ella se levanto animada mente y me cogió de la mano llevándome a la fila.
-¡Encantada y muchas gracias! Me llamo...¡Diana y tengo dieciocho años!
-Yo me llamo Celeste y cálmate que me das vergüenza...-Suspire.
Así paso media hora hasta que pudimos llegar a una mesa, era increíble ¡Allí estaba el extraño tipo con el que me choque y paso de mi! Le mire y el no pudo evitar sonreír simbólicamente.
-¿¡QUIEN TE CREES QUE ERES!?-Grite en toda la sala.
Todos me miraron, incluso los guardias de policía que pensaban echarme de allí, me rasque la nuca y todos dirigieron la mirada a lo que estaban haciendo. En el broche de la chaqueta del joven ponía ''Diego'' No le di mucha importancia.
-Queremos un piso para dos-Dije con todo de amargada.
-Claro, Yo os lo enseñare ahora, tengo uno perfecto que os encantara a las dos-Dijo Diego seriamente mientras se levantaba de su asiento-Quedamos a las tres y media en el bar de la estación.
Nos fuimos de aquel lugar y Diana y yo estuvimos hablando, mejor dicho, estuvo hablando, me estaba agobiando...

Eran las tres y media y Diana, Diego y yo íbamos hacia un piso, me llevo a una calle al lado de un hotel, el edificio era hermoso...Al entrar tuvimos que subir hasta el séptimo piso, no había ascensor, al abril la puerta numero ''4'' quede asombrada por las hermosas pinturas de color naranja y aquellos muebles rústicos, había tres habitaciones y un baño, mi mirada lo decía todo, me quería quedar a vivir allí...En cambio Diana...¡Estaba mas emocionada que yo!

Y en aquel lugar, en el numero cuatro del séptimo piso, allí iba a empezar una nueva vida...

miércoles, 4 de abril de 2012

Amores imposibles

El miedo a enamorarse de verdad...Todo hasta ahora a sido una escusa para olvidarte, pero descubrí que era imposible...Aunque no te veía, ni hablaba contigo...No paraba de pensar en ti.
Pasaron 10 meses y no me olvide de ti, perdía total esperanza, cierto era que pensaba menos en ti...Pero echaba de menos esa felicidad que me dabas. Pasaron muchas personas en mi vida y ninguna me hizo olvidarte...Por eso quería a todo el mundo, para dejar de pensar en ti, pero cada vez que acosaba a alguien pensaba mas en ti.

Apareció el...Note una nueva generación, note que me enamorada...Era feliz al pensar en el...Me duele la cabeza, supongo que sabia que era un amor imposible, como todos...Me han acompañado varios amigos en esta aventura que se llama vida...Algunos han desaparecido, otros han aparecido de la nada y algunos han vuelto.
He aprendido que el dolor nunca acaba...Vivimos para llorar y reír...Pero supongo que e gastado mas lagrimas que risas.